933 115 372 | Urgencias 24h · 933 298 150

Sansa es una gatita siamesa de 2 años que llegó a nuestra consulta con problemas a la hora del almuerzo. Su propietaria notaba que no podía mantener el pienso en la boca y le caía la comida.

Realizamos una exploración y le diagnosticamos una gigivoestomatitis que le causaba estos problemas en su alimentación.

Estos síntomas remitían temporalmente con tratamiento, pero pasado un tiempo la inflamación de las encías aparecía de nuevo, por lo que Sansa dejaba de comer.

Informamos a la propietaria de Sansa que, debido a la inflamación de los dientes, a la larga se le caerían, por lo que le recomendamos extraer las piezas para poner fin a estos episodios de dolor

Realizamos una radiografía bucodental previa a la cirugía para valorar el estado de los dientes y sus raíces.

Una vez extraídas las piezas, realizamos una segunda radiografía para apreciar y garantizar una extracción limpia. De esta forma evitamos problemas futuros causados ​​por restos de fragmentos dentales.