933 115 372 | Urgencias 24h · 933 298 150

Reina es una gatita común europea que atendemos en el Hospital Riera Alta de Barcelona desde sus primeros meses de vida.

En la primera revisión informamos al propietario sobre las pautas a seguir: vacunaciones, desparasitaciones, alimentación… y, llegado el momento, la conveniencia de esterilizarla.

A los 6 meses el propietario nos comentó que Reina estaba en celo, por lo que le informamos de las dos opciones posibles para su esterilización: la cirugía convencional o por laparoscopia.

Aunque ninguna de las dos cirugías conlleva riesgo para el animal, le informamos de las ventajas de optar por la esterilización por laparoscopia.

Al tratarse de una técnica de mínima invasión, el animal:

  • Se somete a menos tiempo de anestesia.
  • La incisión en el abdomen es mucho menor que en la cirugía convencional.
  • Existen menos posibilidades de infección.
  • El postoperatorio es menos doloroso.
  • Al utilizar sevoflurano como anestésico, se garantiza una recuperación inmediata de la anestesia.

Su propietario tras valorar ambas opciones optó por esterilizar a Reina por laparoscopia. Reina se encuentra perfectamente después de la operación.